CERTIFICACIO DE WEB SANITARIA

lunes, 31 de octubre de 2011

COMO ECHAR A PERDER A UN HIJO... (En tan solo 10 pasos)

Este Decálogo de cómo echar a perder a un hijo, circula desde hace mucho tiempo. Lo he visto en diversas presentaciones y creo que nunca esta demás verlo de nuevo.

Para los que lo han leído en alguna ocasión, será un buén momento para recordar este mensaje, y para los que no lo conocen, pongan mucha atención, quizá el día de hoy aprendamos algo nuevo.


COMO ECHAR A PERDER A UN HIJO.

1.- Comienza por darle a tu hijo durante la infancia, toooodo lo que el quiera; así crecerá con la idea  de que todo mundo tiene que servirle.

2.- Cuando aprenda a decir malas palabras, celébrale "el chiste"; así creerá que es "muy gracioso" y lo estimularás a aprender otras groserías nuevas que te las dirá sin pena unos años más tarde.

3.- Nunca le dés educación espiritual; espera a que tu "niño" cumpla 18 años para que él "decida por sí mismo".

4.- Evita tu el uso de la palabra nociva de "NO”; podrías crearle un complejo de "culpa".

5.- Recoje todo lo que él deja tirado; libros, zapatos, ropa, juguetes... Para que "aprenda bien" a dejar   toda la responsabilidad a los demás.

6.- Déjale leer historietas, noveluchas, pornografía y cuanta cosa caiga en sus manos; así su cerebro se desarrollará sin "prejuicios".

7.- Ten demasiadas "juntas" por las noches y riñe con tu esposo en presencia de tus hijos; así éstos no sentirán el "terrible choque" cuando sobrevenga el divorcio o separación.

8.- Dale el dinero que te pida y cúmplele todos sus caprichos; al negárselos podrías crearle un complejo de "frustración".

9.- Pónte siempre de su parte contra los vecinos, profesores y, cuando venga el caso, contra la policía; todas estas personas le tienen "mala voluntad" a tu hijo.

10.- Nunca te preocupes por darle buen ejemplo y cuando alguien te busque a ti y no quieras ser interrumpido, ordénale que diga que "no estás" para que desde pequeño aprenda a "salir de apuros".



Estos puntos son un buen ejemplo de lo que todo padre debe de evitar, y aunque este decálogo no es un recetario, nos brinda muy buenas ideas que no se deben de desaprovechar ni echar en saco roto.
                                                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada